Historia del PT

 Ante la necesidad de crear una nueva alternativa política real de izquierda que respondiera a los intereses de la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas, se inició la construcción del Partido del Trabajo.

El PT nació a partir de la integración de varias organizaciones sociales como: el Frente Popular “Tierra y Libertad” (FPTyL) de Monterrey, los Comités de Defensa Popular de Chihuahua (CDPCH) y Durango (CDPD), el Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ), así como personas procedentes del movimiento magisterial independiente, de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), la Coordinadora Nacional del Movimiento Urbano Popular (CONAMUP), Uniones de Colonos e Inquilinos Solicitantes de Vivienda (UCSISV) de Veracruz y del Distrito Federal (ahora Ciudad de México).

 Así, el 8 de diciembre de 1990, en el Auditorio del “Plan Sexenal” de la Ciudad de México, se fundó el Partido del Trabajo y de inmediato participó en las elecciones de 1991, en donde logró 270 mil votos, cantidad que no representaba el 1.5 por ciento de la votación que fijaba la ley para conservar el registro, ante ello inició de nueva cuenta el proceso para establecerse como partido político y realizó una serie de asambleas en por lo menos 20 estados, con el objetivo de cumplir con todos los requisitos establecidos por la ley. Como miembros fundadores del Partido destacan Alberto Anaya Gutiérrez, Gonzalo Yáñez, María Guadalupe Rodríguez, Pedro Vázquez González y Ricardo Cantú Garza, entre muchos otros destacados líderes.

 Tras haber cumplido con todos los requisitos establecidos por la instancia electoral (IFE), el 13 de enero de 1993 se le otorgó un registro parcial, lo que permitió que el Partido del Trabajo participara en las elecciones presidenciales realizadas en agosto de 1994, postulando como candidata a Cecilia Soto, en las que obtuvo una votación de casi un millón de sufragios emitidos en todo el país, tras lo cual se le otorgó el registro definitivo en ese año.

Los resultados de las elecciones de 1994 fueron trascendentes en la historia del Partido, ya que lo convirtió en la cuarta fuerza política al conseguir espacios en la Cámara de Diputados (9 en total), también en algunos Congresos Estatales y un lugar en la Cámara de Senadores. Este movimiento fue sin duda uno de los más importantes que se ha llevado a cabo en el país en los últimos 20 años.  

 En el 2012, nuevamente, el PT apoyó la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.  En esa misma elección logró una Fracción Parlamentaria en la Cámara de Diputados conformada por 20 legisladores, asimismo, contó con un grupo legislativo de 5 integrantes en el Senado de la República; además de contar con Diputados Locales en la mayor parte de los Congresos Estatales, varias presidencias municipales y regidurías representantes en la mayoría de los municipios.

    Sin duda, en el 2015 el Partido del Trabajo vivió momentos complicados tras los resultados de las elecciones federales del 07 de junio, en donde el Instituto Nacional Electoral (INE) le otorgó de acuerdo con su conteo un porcentaje del 2.99 de la votación, no obstante el PT llevó a cabo la verificación del conteo del INE con un resultado del 3.000599 por ciento.

 Esta situación generó que el PT llevara a cabo una intensa lucha jurídica para demostrar que tenía los votos que le representaban el 3 por ciento necesario y que no le faltan 3000 votos, como aseguraba el INE, para obtener el registro. Y aunque no logró que le fueran aceptadas estas pruebas, finalmente, a través de la elección extraordinaria del Distrito 01 de Aguascalientes, con un resultado de casi 14,046 votos para el Partido, lo que significaba el 3.02 por ciento de la votación total, conservó y se le reconoció su registro a nivel nacional.

 Actualmente, desde diciembre de 2016, el Partido del Trabajo cuenta con 24 diputados locales en los diferentes Congresos Estatales (Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Ciudad de México, Colima, Durango, Estado de México, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala, y Zacatecas); también con un grupo parlamentario de 16 senadores; 70 presidentes municipales propios y 103 en coalición, síndicos y regidores en todo el territorio nacional.

 En alianza con otros partidos ha logrado ganar la gubernatura en entidades como Michoacán, Guerrero y Oaxaca.

Hoy, el Partido del Trabajo se transforma, se renueva para trabajar junto con la ciudadanía y seguir cumpliendo el compromiso de velar por los intereses de la mayoría, con la firme convicción de servir al pueblo y contribuir para lograr una vida mejor para todos los mexicanos.